El algoritmo de la felicidad - Jacobson, Steinberg & Goldman
El ADNe y la felicidad personal y profesional
ADNe, Felicidad, RRHH, HR, Comportamiento, Score, Happiness
13140
post-template-default,single,single-post,postid-13140,single-format-standard,edgt-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,hudson-ver-1.5,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Ago 01 2018

El algoritmo de la felicidad

  • Es la primera vez, a nivel mundial, que se mide la felicidad.
  • La “Epigenética Social” se postula como el área a desarrollar en los Recursos Humanos en los próximos años.
  • En algunas organizaciones se alcanzan tasas de felicidad del 93%, pero desgraciadamente no son conscientes de ello.

 

La “Epigenética Social” es un novedoso concepto del que se va a hablar mucho, ya que estudia, analiza y evalúa la influencia del ambiente sobre el comportamiento de los individuos, colectivos y organizaciones. La tecnología utilizada en esta medición es una de las múltiples aplicaciones del conocido algoritmo ADNe cuya formulación específica preparada al efecto aporta el indicador denominado “My Happiness Score”.

 

Como fundador de Jacobson, Steinberg & Goldman y embajador del proyecto Talent Learning de la Cátedra Innovación de la Universidad Politécnica de Valencia, pienso que se ha dado un paso de gigante al poder tangibilizar y medir de forma precisa el concepto Felicidad. Por ello, representa un hito que hayan realizado este tipo de mediciones tanto en el entorno universitario como en el ámbito profesional.

 

Creo que resulta esencial conocer, de forma predictiva, nuestro comportamiento en ambientes cambiantes, ya que dicha interacción es la que perciben aquellos que nos rodean. Por ello, con esta tecnología, primero se analiza el perfil individual de forma aislada y al vacío; sin observar ninguna combinación o intervención del entorno. Luego se codifica el ambiente donde se va a desarrollar el individuo y así obtenemos como resultado el nivel de felicidad de la persona en la interacción con ese ambiente concreto. Evidentemente, en otro entorno o realizando otras funciones, esa misma persona obtendría un indicador diferente. Se trata de la tecnología denominada Epigenética Social.

 

Las actividades de grupos multidisciplinares y con ejecución de proyectos se han alcanzado tasas “Happiness Score” del 93,00% en la medición de la felicidad. Esto se consigue adecuando el ambiente a los perfiles personales y no esperando que el perfil individual sintetice el ambiente existente. De esta manera, la mayoría de las personas evaluadas incrementan su felicidad en más de 6 puntos porcentuales, mientras que otras personas la pueden ver ligeramente reducida o incluso, los hay quienes no ven alterada su felicidad inicial. Lo que se percibe es la acción positiva a modo de contagio de los que incrementan su felicidad sobre aquellos que no lo harían de forma aislada.

 

Cierto es que individualmente se aprecian algunas oscilaciones pero en cuanto trabajamos con todo un colectivo se destaca que los perfiles individuales se van ajustando al ambiente, considerando las instalaciones, el mobiliario, las funciones a desempeñar e incluso a las personas que nos rodean, como elementos de dicho Ambiente. Además, definir dicho Ambiente como resultado de los valores corporativos, las funciones a desempeñar y el medio donde se ejecutan, nos ha permitido concretar al máximo su composición, evitando así divagaciones e imprecisiones al respecto.

 

Como ejemplo puedo citar que en las mediciones (totalmente anónimas) realizadas en el ámbito universitario, el modelo educativo que contempla aspectos relacionados con equipos multidisciplinares en el desarrollo de proyectos es precisamente el que optimiza los indicadores, ofreciendo la oportunidad a los alumnos de desarrollar convenientemente esa felicidad tan buscada junto a las competencias profesionales necesarias. En el ámbito empresarial, el efecto es exactamente el mismo.

 

Así mismo, hemos constatado que la Felicidad se basa en un equilibro oscilante entre las intensidades de los registros neuromoduladores. Por ello, no es más feliz el que destaca en uno o en varios registros, sino aquel que aun sin alcanzar tasas elevadas, mantiene dicho equilibrio. Se trata de un aspecto cualitativo y no cuantitativo. Por ello, entendemos que sería positivo y hasta fascinante poder comparar  los niveles obtenidos (Happiness Score) en otras universidades y empresas.

 

Nuestro objetivo es ayudar a las personas a convertirse en profesionales felices.

0 Comments
Share Post
No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies