La Psicogenia. El estudio del origen y evolución del comportamiento... - Jacobson, Steinberg & Goldman
La psicogenia. Esa disciplina que estudia el origen y evolución del comportamiento.
psicogenia, psicogénico, psicología, tecnología, ADNe, ADN, genética,
13096
post-template-default,single,single-post,postid-13096,single-format-standard,edgt-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,hudson-ver-1.5,smooth_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Mar 12 2018

La Psicogenia. El estudio del origen y evolución del comportamiento…

La Psicogenia, esa disciplina que enlaza la psicología con la genética y que se refiere al estudio y evolución del comportamiento desde una posición multidisciplinar, está montando un gran revuelo a pesar de que todo el mundo habla de ella sin saber que existe y que además goza de una estupenda salud.

La tecnología psicogénica es la respuesta definitiva a lo que a la gestión del talento se refiere, ya que fusiona diferentes áreas del conocimiento, como la biología molecular, la genética y su dinámica con los aspectos psicológicos.

Mucho podemos hablar del comportamiento desde la “superficie” pero pocos se atreven a hacerlo con claridad desde las profundidades, donde las reglas que rigen los elementos, como la temperatura, la presión o la luz, cambian.

En los últimos tiempos estamos presenciando el nacimiento de muchas aplicaciones que ofrecen precisión en el reclutamiento, en la caracterización de competencias y en la determinación de los rasgos de personalidad. A menudo, dicha precisión no se encuentra certificada por mediciones como el factor Alfa de Cronbach o por indicadores de la confiabilidad de sus resultados, ya que se trata de simples formularios basados en la gran explosión psicológica de mediados del siglo pasado y que se distribuyen a través de canales editoriales tradicionales y digitales.

Sabemos que la psicología “es la ciencia que estudia los procesos mentales, las sensaciones, las percepciones y el comportamiento del ser humano, en relación con el medio ambiente físico y social que lo rodea“, pero ya desde la década de los 80’s y gracias a los avances de biología molecular y de la genética transmitidos por investigadores como Kandel, Greengard, Schwatz, Levi, etc… se conoce que el comportamiento está creado y regido por los procesos neurotransmisores, los cuales combinan agentes mediadores y moduladores que se relacionan con procesos enzimáticos para generar intensidades en las sinapsis ya señalizadas por los genes, así como nuevas proteínas que facilitan la generación de memoria.

 

No creo que a día de hoy exista aquel que no esté de acuerdo en que la “ciencia del comportamiento” es multidisciplinar, multifocal y multidimensional. Ya sé que se van cayendo algunas “torres”, pero creo que el progreso nos exige este sacrificio…  pasar de ser eruditos a ser aprendices”.

 

Como puede apreciar, nos encontramos ante un obstáculo difícil de salvar…

¿Cómo es que todos los métodos psicológicos de medición (psicometría) del comportamiento no contemplan la actividad neuromoduladora si esta es, en sí misma, el fundamento y desarrollo del comportamiento?

Casi todo el mundo sabe que los genes nos identifican, pero esa misma gente no atiende a que también nos limitan. La mayoría entiende que el ADN es una huella permanente, pero pocos son conscientes de su gran dinamismo dentro de un orden establecido en cada célula. De hecho, la mayoría no tiene la más remota idea a la hora de posicionar ese ADN.

Resulta habitual que se piense que la expresión génica se completa totalmente en los primeros años de vida… ya sabe… ya hemos alcanzado esa estatura y nuestros órganos están ya formados… pero se pasa por alto que dicha expresión es constante y que tiene el objetivo de mediar en la producción de proteínas, moléculas, etc…

Cierto es que científicos hay menos que gente que no sea científica y por ello, la resonancia de aspectos banales que mencionen palabras clave como “Gen”, “ADN”, “Sinapsis“, etc… (¿A que no se atreve con “ARN“?) son aplaudidas con fervor desde el fondo de la pista por aquellos que se encuentran deseosos de adquirir algo de información necesaria para darle una explicación a su propia confusión.

Actualmente, solo existe un estudio algorítmico que replica lo que se sabe del sistema neuromodulador y ese es el algoritmo ADNe, ya utilizado en un amplio espectro de escenarios que van desde la señalización de alertas tempranas de enfermedades neurodegenerativas, hasta la orientación universitaria y profesional, pasando por el reclutamiento selectivo.

Su modelo activa la recepción despiezada de cada respuesta dirigiendo sus partículas hacia cada uno de los 7 registros del “Yo“. Así mismo, diferencia entre cuestiones activas y reactivas abasteciendo a cada línea de una diferente ponderación combinada. Así, cada respuesta se dirige ya troceada, como si de un proceso enzimático se tratase, a diferentes destinos. Si este proceso “metabólico” lo lanzamos desde 59 líneas, disponemos de más de 36.900 millones de secuenciaciones para determinar el comportamiento concreto de un individuo, el cual consta de más de 19 millones de combinaciones.

 

Por lo tanto, es imposible que se puedan detectar los atributos de un comportamiento si no se conoce el funcionamiento balanceado, combinatorio y cambiante de los neurotransmisores, dependientes de sus precursores y de los canales iónicos que los gestionan.

 

Una neurona sensitiva puede llegar a tener más de 1.400 terminaciones y 30.000 neuronas caben en la cabeza de un alfiler. Todas ellas son células con sus maravillosos núcleos donde reside todo su ser y estar. Pienso que ya ha llegado la hora de darle rigor a este tema del que todo el mundo sabe más que nadie… También pasa con el fútbol, con la medicina, la política, la economía, etc…

¿Es necesario todo esto para determinar el comportamiento de una persona?

Pues, la verdad es que sí… si quiere ser predictivo y preciso. Si no lo desea o no lo necesita, simplemente tendrá que dejar caer alguna frase “científica” en su argumentario para convencer a sus interlocutores de que usted no tiene prejuicios y que no toma las decisiones de forma subjetiva. La estadística modal tan utilizada como determinante entre los años 20’s y 70’s, le vendrá de maravilla.

Le tengo que decir que resulta arriesgado, atrevido y hasta constitutivo de delito de estafa, relacionar un test psico de principios y mediados del siglo anterior con la funcionalidad neurotransmisora y más aun con la genética o el genoma, sin tener ni la más remota idea de sus bases más elementales.

Por ello, es preciso que la promoción y la publicidad sean cautas y sensatas; evitando relacionar la individualidad genética con un comportamiento genérico aportado por unas herramientas que se fabricaron antes de saber que existían estas moléculas tan fantásticas. Premios Nobel en medicina y en fisiología han estado toda su vida analizando, investigando y estudiando la actividad de una sola neurona y aun así, solo nos han podido dar algunas pistas de su actividad, sobre las cuales ni se las menciono… es mejor.

 

La mayoría de la gente no alcanzaría a entender cómo en tan poco sitio ocurren tantas cosas de forma totalmente coordinada.

 

El científico François Jacob ya dijo que la evolución es muy similar al bricolaje y muy diferente a la ingeniería, ya que ésta se basa en la mejora final de procesos ya conocidos. Por ello, usted entenderá que procesos neuronales se den también en otras partes del cuerpo, sin que ello quiera decir que dispongamos de 25 cerebros repartidos por toda nuestra anatomía, ya que dicha evolución se ha dado en este órgano en concreto… el cerebro. A día de hoy, sabemos mucho al respecto, lo suficiente como para definir el comportamiento como las oscilaciones bioquímicas que se dan sobre un eje predeterminado genéticamente ante estímulos (internos y externos) que van adquiriendo matices en relación con el ambiente.

Por ello, la precisión, la personalización, la prevención y la predicción van de la mano de tecnologías, algoritmos y métodos extremadamente complejos, que como ya supone, intentamos ocular para que su uso sea amigable, sencillo y fluido.

Usted solo apreciará eso… lo fácil.

0 Comments
Share Post
No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies